5
(21)

Hasta hace algún tiempo, no era raro encontrar textos con una repetición excesiva y forzada (y muchas veces con errores de ortografía) de ciertos términos. En la actualidad —si bien no tengo dudas de que siguen existiendo— es más difícil que encontremos ese tipo de textos al realizar una búsqueda en internet. ¿Por qué? Por una razón muy simple, y es que los motores de búsqueda, en general, ya no los muestran entre los primeros resultados.

Esto no quiere decir que un texto estructurado en base a una investigación de palabras hecha a conciencia no pueda ofrecer un resultado de calidad que pueda satisfacer tanto a los motores de búsqueda como a los usuarios. Sino, simplemente, que enfocarse exclusivamente en las keywords o palabras clave es una estrategia que se está quedando corta frente a la cada vez más sofisticada comprensión de esos motores con respecto a las intenciones de búsqueda de los usuarios.

¿Qué es el SEO semántico?

El SEO semántico es una evolución del SEO tradicional que se centra en mejorar la relevancia y precisión de un contenido online a nivel temático y contextual, con el objetivo de que los motores de búsqueda puedan comprender con mayor precisión a qué se refiere. En lugar de apoyarse en el uso de keywords específicas, busca entender y responder a la intención detrás de las consultas de los usuarios. Para entender mejor qué es el SEO semántico, nos puede resultar útil comprender qué es la semántica.

La semántica es la rama de la lingüística que se dedica a explorar el universo del lenguaje que se encuentra más allá de su superficie. Cada término, desde el punto de vista semántico, es como un iceberg. Si bien hay una definición visible y explícita que vemos en la superficie, también hay un mundo entero de significados implícitos, contextuales y culturales sumergidos bajo ella. Por ejemplo, la palabra «hogar» no solo se refiere a una estructura física donde vive una persona: también se relaciona con sentimientos de pertenencia, comodidad y seguridad.

Por eso, el SEO semántico va más allá de la utilización estratégica de palabras clave; busca establecer conexiones temáticas, identificar las intenciones subyacentes del usuario al realizar una búsqueda y reflejar las relaciones inherentes entre distintos conceptos. En vez de preguntarse qué palabras utiliza la gente para realizar una búsqueda, se cuestiona qué desean realmente saber o encontrar esas personas.

Los orígenes del SEO semántico como una disciplina formal se remontan a 2013, cuando Google modificó su algoritmo en busca de mejorar la experiencia del usuario. Desde ese momento, los motores de búsqueda dejaron de centrarse exclusivamente en las palabras clave, y comenzaron a interpretar y captar la temática global de la página, algo que se perfecciona día a día en función del feedback de los usuarios. Finalmente, esto se traduce en que todo el entramado de términos y conceptos que rodea a las palabras clave es tan importante como aquellas.

¿Qué son las entidades en el SEO semántico?

Las entidades en el SEO semántico son cosas, conceptos o unidades de información claramente definidas que pueden ser identificadas independientemente del lenguaje o de las palabras clave específicas que se usen para describirlas. Las entidades son reconocibles para los motores de búsqueda, y están asociadas a un conjunto específico de propiedades y relaciones que las distinguen.

Una entidad puede ser algo tangible, como una persona, un lugar o una organización; o intangible, como un concepto, un evento o una idea. Por otra parte, las entidades se interconectan y se relacionan entre sí, creando una red semántica. Por ejemplo, la entidad «Uruguay» podría relacionarse con «Montevideo» (su capital), «mate» (un elemento característico de su cultura) o «Río de la Plata» (por su ubicación geográfica).

Esto es muy visible en la manera en la que Google presenta los resultados de búsqueda, donde una búsqueda puntual puede abrir en ocasiones un “agujero de conejo” que parte desde ese tema hacia otros relacionados. Podemos ver esto en secciones como los resultados enriquecidos de búsqueda y la sección “Más preguntas”. Y si, por ejemplo, hacemos clic sobre alguna de esas preguntas, se abrirá a su vez otra serie de preguntas relacionadas de manera contextual.

Las entidades, en definitiva, permiten a los motores de búsqueda comprender mejor el contenido de una página al identificar y relacionar estas unidades de significado. En lugar de analizar únicamente las palabras clave, los motores de búsqueda evalúan cómo se presentan y relacionan las entidades en el contenido para determinar la relevancia y autoridad de una página web con respecto a un tema específico. Y, así, ofrecen una experiencia de búsqueda más rica y satisfactoria a los usuarios.

¿Cuál es la Diferencia entre SEO Tradicional y SEO Semántico?

El SEO tradicional y el SEO semántico son dos aproximaciones distintas a la optimización para motores de búsqueda; y, aunque comparten la meta de mejorar la visibilidad y posicionamiento de un sitio web, sus métodos y enfoques varían. A continuación, veremos cuáles son —en síntesis y a grandes rasgos— sus diferencias.

Enfoque en Palabras Clave versus Temas

SEO Tradicional: se centra en identificar y optimizar palabras clave específicas. Su objetivo es asegurarse de que ciertas palabras o frases se repitan suficientemente en el contenido para que este sea reconocido y clasificado adecuadamente por los motores de búsqueda.

SEO Semántico: va más allá de las palabras clave, y se enfoca en entender y presentar temas completos. Reconoce que las palabras pueden tener múltiples significados dependiendo del contexto y busca proporcionar respuestas que se alineen con la verdadera intención detrás de las consultas del usuario.

Comprensión del Contenido

SEO Tradicional: se preocupa principalmente por cómo se presenta el contenido a los motores de búsqueda. Por ejemplo, mediante el uso adecuado de etiquetas, metadescripciones y estructura.

SEO Semántico: va un paso más allá en el análisis de cómo los motores de búsqueda interpretan y comprenden el contenido. En lugar de solo considerar la frecuencia de las palabras clave, busca establecer relaciones y contextos entre diferentes piezas de información.

Relación con respecto a la Evolución de los Motores de Búsqueda

SEO Tradicional: era la norma antes de que los algoritmos de los motores de búsqueda se volvieran más sofisticados en su capacidad para entender el lenguaje natural.

SEO Semántico: emergió como respuesta a esta evolución, especialmente a partir de los mencionados cambios en el algoritmo de Google realizados en 2013, que buscaban ofrecer resultados de búsqueda más relevantes y contextualizados a los usuarios.

Debemos tener en cuenta, no obstante, que el SEO semántico no invalida o reemplaza por completo al SEO tradicional, sino que parte de él y lo lleva a un nuevo nivel de optimización. Si bien el SEO semántico pone énfasis en el contexto, la relevancia temática y las relaciones entre entidades, aún se basa en muchas de las prácticas y técnicas consolidadas del SEO tradicional.

¿Cuáles son los Beneficios del SEO Semántico?

El SEO semántico, al ser una respuesta adaptativa a la evolución de los motores de búsqueda, trae consigo una serie de ventajas significativas que van más allá del posicionamiento en las SERP (o páginas de resultados de búsqueda). Algunas de las principales ventajas que nos brinda son las siguientes:

Contenido Amigable y Relevante para Motores de Búsqueda y Usuarios

A diferencia del enfoque tradicional basado en palabras clave, el SEO semántico permite a los motores de búsqueda entender el contenido a un nivel temático, logrando así que se presenten resultados más relevantes y precisos a los usuarios.

Adaptabilidad a la Evolución de los Motores de Búsqueda

Este punto está estrechamente relacionado con el anterior. Los principales motores de búsqueda, como Google o Bing, han adoptado enfoques semánticos en sus algoritmos. Adaptar el contenido a estos lineamientos aumenta las posibilidades de que tu sitio web esté en sintonía con las tendencias actuales y futuras de búsqueda.

Enriquecimiento de la Experiencia del Usuario

Al ofrecer contenido que realmente responde a las intenciones y necesidades del usuario, se mejora su satisfacción. Esto suele equivaler a una menor tasa de rebote y un mayor tiempo de permanencia en la página.

Ampliación del Alcance Orgánico

El SEO semántico puede llevar a un aumento en la visibilidad para una variedad de consultas relacionadas (no solo aquellas que se centran en palabras clave específicas), ampliando así el alcance orgánico del contenido.

Mejor Conexión con la Audiencia

Dado que el SEO semántico no consiste en reunir palabras clave y sumarles términos de relleno para armar un texto “optimizado”, sino que se preocupa de ofrecer un contenido de calidad basado en la articulación de temáticas afines y relevantes, aumentan las posibilidades de lograr una relación más profunda con la audiencia y de lograr una mejor aproximación a sus intereses e inquietudes.

Ventaja Competitiva

El hecho de adoptar un enfoque semántico puede conducir a obtener una ventaja sobre competidores que aún se apegan estrictamente a tácticas tradicionales de SEO, abriendo la puerta para destacarse en un mercado saturado.

¿Cómo Implementar el SEO Semántico en tu Estrategia de Contenidos?

Como ya vimos, adentrarse en el mundo del SEO semántico implica mirar más allá de las palabras clave y adoptar una filosofía que profundice en la esencia y el contexto de un contenido. Si bien el camino hacia la optimización semántica puede ser un poco complejo, te presento algunas pautas que te pueden servir de guía en ese proceso:

Incluí Datos Estructurados en tu Contenido

Este punto ocupa sin duda el primer lugar en el SEO semántico, porque es una acción fundamental y crítica para que los motores de búsqueda puedan clasificar de forma adecuada tu contenido. Una de las formas más populares y ampliamente aceptadas de implementar datos estructurados en páginas web es el marcado de Schema.org, una iniciativa colaborativa impulsada por motores líderes de la industria como Google, Bing, Yahoo y Yandex.

Los datos estructurados les permiten a los motores de búsqueda entender no solo qué dice tu contenido, sino también qué significa. Por ejemplo, al marcar un número específico con el schema de «precio», le estás indicando al motor de búsqueda que ese número representa el costo de un artículo. Asimismo, el Marcado Schema te permite señalar relaciones entre diferentes entidades y contenidos. Por ejemplo, si tenés un sitio web referido a la literatura podés indicar que una página específica de tu sitio está dedicada a un autor en particular, y que ese autor ha escrito varios libros, todos marcados en tu sitio.

Otro beneficio de utilizar los marcados de schema.org es que hacen que tu contenido sea elegible para aparecer en formatos especiales en las SERP, como fragmentos destacados, carruseles de imágenes y opiniones con estrellas, entre otros. Estos formatos reciben una mayor visibilidad y, por lo tanto, pueden aumentar significativamente el CTR (es decir, la tasa de clics).

Optimizá la Estructura y los Metadatos

Como complemento al punto anterior, verificá que tus metatítulos, metadescripciones y encabezados reflejen la temática y el contexto de tu contenido, y utilizá los encabezados (H1, H2, H3, etc.) para estructurarlo de manera lógica.

Realizá una Investigación Temática Profunda

En lugar de buscar solo palabras clave populares, identificá temas y subtemas relevantes para tu audiencia. También podés utilizar herramientas que apliquen el cálculo TF-IDF (una fórmula que se utiliza para ponderar la importancia de una palabra dentro de un texto) para descubrir palabras y frases relacionadas que enriquezcan tu contenido.

Desarrollá Contenido de Calidad

Asegurate de que tu contenido no solo cumpla con el objetivo básico de exponer un determinado tema, sino —sobre todo— que al hacerlo proporcione respuestas completas y detalladas a las preguntas de los usuarios. Es clave que evites el “relleno”: en lugar de repetir innecesariamente palabras clave, hacé foco en aportar información útil y relevante. Recordá que, como expliqué en otro post, debemos hacer SEO para humanos. 😉

Integrá Contenido Relacionado

Incluí en el texto enlaces internos; es decir, establecé conexiones entre contenidos relacionados en tu sitio web para guiar a los usuarios (y a los motores de búsqueda) a través de un recorrido temático. Además, siempre que sea pertinente y relevante, incorporá enlaces externos. Estos representan una conexión con fuentes de autoridad que pueden complementar y respaldar tu contenido.

Realizá un Ajuste Continuo

Utilizá herramientas analíticas para evaluar el rendimiento de tu contenido en términos de visibilidad, tráfico y engagement. Basándote en los datos recopilados, implementá ajustes para mejorar la relevancia y el rendimiento de tu contenido.

Conclusión

Los motores de búsqueda, liderados por gigantes como Google, han comenzado a entender que las personas no buscamos palabras, buscamos respuestas. El SEO semántico es, en cierta forma, un reflejo de la evolución de nuestra relación con la tecnología. Ya no estamos simplemente ingresando instrucciones en plataformas digitales; estamos conversando con sistemas que buscan entender y anticipar nuestras necesidades.

¿Qué implica esto para quienes publicamos contenido en el espacio digital? Nos desafía a ser más auténticos, a profundizar en los temas que abordamos, a ver más allá de la superficie. Con motores de búsqueda cada vez más avanzados, que emplean técnicas de procesamiento de lenguaje natural y aprendizaje automático, el panorama digital demanda contenidos que no se limiten a la repetición mecánica de palabras clave. Debemos entender que el SEO semántico no es una tendencia pasajera, sino un reflejo de la forma en que entendemos y nos adaptamos al flujo digital de información.

En un escenario donde muchos profesionales siguen apegados al paradigma tradicional del SEO, te invito a dar un paso adelante y descubrir el inmenso poder del SEO semántico para llegar a un nivel superior de conexión con tu audiencia e impulsar tu presencia digital. En Wilko Marketing queremos ayudarte a lograrlo, y es por eso que ponemos a tu disposición nuestra experiencia, herramientas y pasión por la innovación. No solo entendemos el futuro del SEO; estamos listos para llevarte hacia él. 💪

¿Qué te pareció el artículo?

¡Queremos saber tu opinión!

Ayudanos a mejorar

¿Cómo podemos mejorar este artículo?

Pin It on Pinterest