5
(24)

El SEO es una disciplina que se transforma continuamente; pero, a lo largo de toda su evolución, las intenciones de búsqueda siempre han ocupado un lugar clave. Sin embargo, la manera tradicional de analizar y categorizar esas intenciones ya no basta para lograr un buen posicionamiento web. Hoy, hay que ir un paso más allá y comprender las motivaciones que subyacen debajo de las búsquedas del usuario, que solo son la punta del iceberg.

Por eso, en este artículo, vamos a emprender un viaje al corazón de las intenciones de búsqueda… que nos va a permitir, de alguna manera, llegar al corazón de nuestros potenciales clientes (o, al menos, entender un poco mejor lo que pasa por su cabeza) 😉.

¿Qué es la Intención de Búsqueda en SEO?

Las intenciones de búsqueda en SEO representan aquello que el usuario espera encontrar al realizar una consulta en un buscador. Si querés crear contenido que se destaque en los resultados de búsqueda y ofrezca a los usuarios exactamente lo que buscan (para así incentivar las conversiones) es clave que domines este concepto.

Si bien existen varias maneras de clasificar las intenciones de búsqueda, una de las categorizaciones más utilizadas las divide en cuatro grupos: navegacionales, informativas, comerciales y transaccionales.

Veamos, en pocas palabras, a qué se refieren esos tipos de intenciones de búsqueda:

Intención Navegacional

En este caso, el usuario quiere llegar directamente a una página web en particular, sin “irse por las ramas”. Un ejemplo de esto podría ser «Iniciar sesión en Instagram».

Intención Informativa

Aquí, el usuario busca información específica o respuestas a preguntas (por ejemplo, «¿qué es el cambio climático?»). En este escenario, es fundamental que el contenido proporcione datos claros, veraces y relevantes sobre el tema en cuestión.

Intención Comercial

Esta categoría abarca las consultas realizadas por usuarios que están considerando hacer una compra o una transacción, pero que aún no han decidido específicamente qué comprar o dónde hacerlo. Un ejemplo de esta clase de búsqueda puede ser «mejores smartphones 2024».

Intención Transaccional

Se da cuando el usuario ya tomó la decisión de realizar una compra o una transacción, como “reservar vuelo a Bariloche para julio». Esta búsqueda demuestra una clara intención de realizar una acción específica: reservar un pasaje de avión, con detalles concretos sobre el destino y la fecha.

No obstante, detallo esta clasificación solo a título informativo ya que, como mencioné, en el amplio mundo del SEO podemos encontrar otras formas de clasificar las intenciones de búsqueda. Por ejemplo, dentro del SEO local, podemos hablar de las intenciones de búsqueda locales. Estas intenciones se refieren a búsquedas que tienen un componente geográfico, como «restaurantes italianos cerca de mí» o «cines en Montevideo».

Qué son las Intenciones de Búsqueda Explícitas

Las intenciones de búsqueda explícitas son la dimensión que podemos ver en la superficie de una intención de búsqueda. En otras palabras, las intenciones de búsqueda explícitas son aquellas que el usuario manifiesta a través de las palabras clave y las frases que ingresa en Google u otros motores de búsqueda al realizar una consulta en ellos.

Las intenciones de búsqueda explícitas son, podríamos decir, el reflejo más directo de lo que el usuario busca activamente. Son las primeras pistas que nos deja al elegir esas determinadas palabras o frases para su búsqueda. Ahora bien, aunque no debemos menospreciar estas intenciones explícitas, ya que siguen cumpliendo un rol en el SEO, lo que realmente puede impulsar tu posicionamiento en Google es la comprensión de las intenciones de búsqueda implícitas. Por eso, ese va a ser el siguiente tema que vamos a explorar.

Qué son las Intenciones de Búsqueda Implícitas

Si la intención de búsqueda explícita es la punta del iceberg, las intenciones de búsqueda implícitas son todo lo que se encuentra bajo la superficie, pero que le da sustento a aquella parte que vemos. Son esas motivaciones que el usuario no expresa de una manera abierta; pero que, en cierta forma, son el disparador de su búsqueda.

En consecuencia, comprender las intenciones de búsqueda implícitas nos permite entender qué es lo que verdaderamente busca una persona cuando acude a un buscador. A veces, el usuario ni siquiera está consciente de dichas motivaciones, pero el trabajo de los expertos en SEO es descifrarlas y darle eso que está buscando, aun sin saberlo.

Los profesionales del marketing solemos decir que, por lo general, las personas no buscan en Google productos o servicios, sino una solución a sus “puntos de dolor”; o, dicho de otra forma, a los problemas que las aquejan. Por ejemplo, cuando alguien busca «cómo mejorar el rendimiento de mi PC», no solo está buscando productos o servicios relacionados con computadoras; en realidad, podría estar buscando una manera de mejorar su eficiencia en el trabajo o en sus hobbies, como puede serlo el gaming.

Google sabe mejor que nadie esto y, por eso, es cada vez más hábil en detectar las intenciones de búsqueda implícitas y en ofrecer resultados de búsqueda cada vez más personalizados, que se basan en aquellas motivaciones profundas de los usuarios.

El problema es que los consultores SEO que no están actualizados suelen pasar por alto toda ese caudal de información implícita en una búsqueda. Y eso abre una gran ventana de oportunidades para aquellas marcas que sí aplican estrategias de SEO actualizadas, y aumenta sus posibilidades de obtener una enorme ventaja a partir de ello.

Cómo Entender las Intenciones de Búsqueda Implícitas

A grandes rasgos, las intenciones de búsqueda implícitas están estrechamente ligadas al contexto en el que está inserto el individuo y a sus rasgos emocionales y psicológicos. Y son muy importantes: ¿por qué? Porque entender a tu audiencia objetivo va mucho más allá de analizar las palabras clave que usan. Tenés que profundizar en esas razones no expresadas que están detrás de cada búsqueda.

Para lograrlo, no es necesario convertirnos en psicólogos (aunque los consultores de marketing tenemos algo de eso) 🤓. A continuación, te voy a presentar una serie de acciones para que puedas comenzar a descubrir cuáles son esas intenciones de búsqueda implícitas que complementan a las intenciones de búsqueda explícitas.

En primer lugar, es necesario recurrir a la empatía; es decir, ponerse en el lugar del usuario. Pensá en todas las posibles necesidades y deseos que no están explícitamente mencionados en su consulta de búsqueda, pero que pueden tener una conexión con ella. Por ejemplo, si alguien busca «cómo mejorar mi concentración», puede estar interesado no solo en técnicas específicas, sino también en encontrar maneras de mejorar su bienestar general o su rendimiento laboral, que excedan esa búsqueda puntual.

Luego, tené en cuenta el contexto. Esto abarca factores como:

  • la ubicación geográfica,
  • el momento del año,
  • las relacionas familiares y sociales,
  • e incluso eventos que podrían influir en las búsquedas. Por ejemplo, un aumento en búsquedas relacionadas con «ejercicios de relajación» durante una época de crisis global puede ser un indicador de un interés creciente en gestionar el estrés y la ansiedad.

En ese sentido, es importante reconocer el impacto de las emociones en las búsquedas. Por ejemplo, el FOMO (miedo a perderse algo) puede llevar a los usuarios a buscar información sobre espectáculos (aunque no tengan interés de asistir), series o películas (aunque no esté en sus planes verlas) o productos populares (aunque no tengan intención de comprarlos) solo para no quedarse fuera de lo que se habla en su círculo de pertenencia.

Si bien existen muchos otros factores que pueden incidir en las intenciones de búsqueda implícitas, como los sesgos psicológicos, el proceso que acabamos de recorrer te va a ser de mucha ayuda para dar tus primeros pasos en el análisis de las intenciones de búsqueda implícitas. Tené en cuenta que para este tipo de estudio, aunque por supuesto es útil tener conocimientos técnicos, lo que más te va a servir es recurrir a tu intuición.

Beneficios de Trabajar con la Intención de Búsqueda Implícita

Integrar a tu estrategia de marketing digital el análisis de la intención de búsqueda implícita de tus usuarios ofrece múltiples beneficios que pueden impactar de forma muy positiva en tu posicionamiento en buscadores. A continuación, recorreremos algunas de las principales ventajas que te puede aportar esta práctica:

Mejor Comprensión del Usuario

Al trabajar con las intenciones de búsqueda implícitas, vas a tener un mejor entendimiento de lo que realmente busca tu público objetivo. Esto te permitirá diseñar estrategias y tácticas más alineadas con sus necesidades y expectativas reales, y no quedarte limitado a una aproximación superficial que puede hacerte perder terreno frente a tu competencia.

Contenido Más Relevante y Atractivo

Cuando tu contenido (en blogs, redes sociales, campañas de email marketing, etc.) responde no solo a las necesidades explícitas sino también a las motivaciones subyacentes, se vuelve más relevante y atractivo para tu audiencia. Esto aumenta las probabilidades de que no se pierda en ese océano de estímulos que nos rodea a diario.

Mayor Engagement

Al abordar las preocupaciones y deseos implícitos de los usuarios, generás un mayor engagement. Los usuarios tienden a pasar más tiempo en tu sitio y a interactuar con mayor asiduidad y entusiasmo cuando sienten que tus contenidos se relacionan con sus intereses personales y los interpelan directamente.

Diferenciación de la Competencia

Al profundizar en las intenciones implícitas, podés ofrecer algo que tus competidores —como vimos— quizás no están considerando. Y es muy probable que esto suceda si no cuentan con un buen asesoramiento, como el que puede brindar un consultor experto en SEO, que está al tanto de las últimas tendencias en el campo. Esto representa una inmensa ventaja competitiva y te ayuda a destacarte en un mercado saturado.

Mejor Tasa de Conversión

Cuando entendés y respondés a las intenciones implícitas, tu contenido está mejor posicionado para guiar a los usuarios a lo largo de su recorrido por el embudo de conversión, llevándolos de manera más efectiva hacia las acciones que deseás que realicen.

SEO a Largo Plazo

Los motores de búsqueda, especialmente Google, están evolucionando segundo a segundo hacia una mejor comprensión de las intenciones de los usuarios. Trabajar con intenciones implícitas no solo te beneficia ahora, sino que también te prepara para el futuro del SEO.

Creación de una Comunidad Leal

Al responder a las intenciones implícitas, podés construir una comunidad de usuarios que se sientan comprendidos y valorados. Esto fomenta la lealtad y puede generar embajadores de marca a mediano y largo plazo.

En síntesis, al incorporar la intención de búsqueda implícita en tu estrategia de SEO, no solo estás optimizando tu contenido para los motores de búsqueda (lo cual de por sí conduce a un mejor posicionamiento), sino que también estás construyendo un vínculo más profundo con tu audiencia. Esto se traduce en beneficios tangibles para tu sitio web, tu marca y, por supuesto, tus resultados comerciales.

Conclusión

El éxito en el SEO moderno no consiste solo en entender lo que la gente busca, sino por qué lo busca. Por lo tanto, profundizar en las intenciones de búsqueda implícitas representa un gran paso hacia un conocimiento más completo y profundo de tus clientes potenciales.

En última instancia, trabajar con la intención de búsqueda implícita es una inversión en la calidad y relevancia de tu contenido, y por extensión, en la buena salud de tu presencia online. Eso quiere decir que, al adoptar este enfoque, no solo estarás respondiendo a las tendencias actuales del SEO, sino que también te estarás preparando para el futuro de la optimización en buscadores, donde la comprensión en profundidad del usuario será cada vez más esencial.

Pero este viaje hacia el corazón de las motivaciones de tus usuarios no tiene por qué ser emprendido en solitario. En Wilko Marketing, somos expertos en descifrar los misterios de las intenciones de búsqueda implícitas, y estamos listos para guiarte a través de este proceso. Así que, si estás listo para llevar tu SEO al siguiente nivel, ¡no dudes en contactarnos!

¿Qué te pareció el artículo?

¡Queremos saber tu opinión!

Ayudanos a mejorar

¿Cómo podemos mejorar este artículo?

Pin It on Pinterest