5
(29)

Muchas veces la gente se complica de forma innecesaria a la hora de «querer hacer SEO». Me resulta muy habitual que clientes me consulten si está bien hacer esto o lo otro, intentando descifrar si a Google le va a gustar o no eso que tenían pensado hacer. Mi respuesta es sencilla: hacer SEO no es intentar hackear a Google, es pensar en las personas utilizando el sentido común.

Cómo pensar el posicionamiento web

Sea lo que sea que estemos queriendo hacer, que sea SIEMPRE pensando en las personas. Me refiero a seres humanos de carne y hueso, que en definitiva son quienes van a consumir nuestros productos o servicios. ¡Ojo! si te dedicás a ofrecerle servicios a robots, nada de lo que diga acá te va resultar útil…

Por otro lado, ni las personas ni Google son tontas (bueno… Google seguro que no), por lo tanto, no quieras engañar a nadie. Mi sugerencia es jamás te creas tan crack como para pensar que a nadie se le ocurrió antes esa idea tan brillante que va a posicionar tu sitio web por encima de el de la competencia. Creeme, Google es más inteligente. Y por otro lado, las personas pueden no ser tan inteligentes como Google, pero tarde o temprano se van a dar cuenta. Por lo tanto, sé honesto, genuino y confiable. Es la única manera de serle atractivo a tus clientes, y en consecuencia, a Google, por supuesto.

Enfocarse en los clientes

Quedate con esta regla de Wilko muy sencilla que dice así: «si las personas lo encuentran valioso, Google seguro también lo hará».

En conclusión, si tu cabeza está más enfocada en Google que en tus clientes, estás comenzando con el pie izquierdo. Así que ya sabés, si cuando seas grande te gustaría ser el mejor SEO del mundo, comenzá pensando primero  en hacer «SEO para humanos», no para robots.

¿Qué te pareció el artículo?

¡Queremos saber tu opinión!

Ayudanos a mejorar

¿Cómo podemos mejorar este artículo?

Pin It on Pinterest